Canal Rankings
 

Financial Times Executive MBA Ranking 2006

El pasado mes de noviembre, Financial Times publicó su lista anual de mejores MBA para ejecutivos. Salarios por las nubes y programas conjuntos fruto de la colaboración entre distintas escuelas de negocio, han sido las dos tendencias a destacar y que parece marcarán el futuro inmediato de la educación ejecutiva.

Fermín Gómez / Equipo Mastermas.com – Noviembre de 2006 

Colaborar está de moda - Global MBAs: las escuelas buscan sinergias - Vocación internacional - El argumento salarial – Una inversión por encima de los 100.000$ - Más allá de razones económicas

Cinco años atrás, mirábamos con cierta incredulidad unos novedosos MBA que nacían fruto de la colaboración de dos o más escuelas de negocio. Casi siempre se trataba de programas dirigidos a directivos y participados por instituciones ubicadas en diferentes continentes y países, lo que implicaba una experiencia académica de cariz genuinamente internacional, muy superior, sin duda, a la de los EMBA impartidos hasta entonces.

El caso es que lo que en sus inicios se pensó que podía quedar en una serie de iniciativas aisladas, ha resultado convertirse en un fenómeno de enorme repercusión en el ámbito de la educación ejecutiva. Tanto es así que ya son pocas las escuelas de prestigio que no tienen en su catálogo programas compartidos o, al menos, que no hayan iniciado contactos con homólogos de otros países para llegar a algún tipo de intercambio o colaboración académica en este sentido.

Colaborar está de moda

Definitivamente los programas conjuntos triunfan en todo el mundo. No en vano, este año, se convierten en la gran sorpresa del Ranking EMBA de Financial Times al copar 5 de las 15 primeras posiciones de la lista, algo insólito si tenemos en cuenta que el año anterior sólo dos MBA con tal particularidad aparecían entre las 15 primeras. En total, 8 másteres colaborativos aparecen entre los 85 programas evaluados, lo que confirma una clara progresión respecto a 2005, cuando fueron 5.

Y claro, tan singular irrupción también ha alterado los puestos de honor, al punto de relegar veteranos programas de impecable trayectoria hacia posiciones más retrasadas, caso del EMBA de Fuqua BS de la Universidad de Duke -con un retroceso de 4 puestos-, el NY EMBA de la Columbia BS –que sale del TOP 10 desde una séptima posición el año pasado- o incluso el EMBA de nuestro Instituto de Empresa –que ha tenido que rendirse ante el empuje de dos programas colaborativos inéditos en el ranking para situarse en la quinta posición-, eso por mencionar tres casos muy llamativos.

Aunque en la primera posición repite por segundo año el veterano ‘MBA for Executives’ de la Wharton BS, lo cierto es que tres MBAs conjuntos –el Global EMBA de la Columbia y la London BS, el Kellogg-HKUST Executive MBA y el Global EMBA de la alianza TRIUM - se han colocado nada menos que en la segunda, tercera y cuarta posición, respectivamente.

Esta pujanza de los MBA conjuntos no hace sino constatar la importancia que está adquiriendo del ‘factor internacional’, tanto entre las escuelas de negocio como entre los candidatos. Y es que, de cinco años a esta parte, el mapa de la educación ejecutiva ha cambiado de manera notable, reduciéndose el peso de Estados Unidos en favor de una distribución de cariz más localista y repartida por todo el mundo, particularmente en los principales centros económicos de Europa y Asia, aparte de Norteamérica. Según datos de EMBA Council –principal órgano representativo en el ámbito de los MBA para ejecutivos-, la proporción de estos programas de fuera de Estados Unidos ha pasado a ser del 29% en 2003 al 47% en 2005. Y todo apunta a que, en éste y próximos años, el peso proporcional seguirá creciendo a favor de Europa y, sobre todo, Asia.

Ya la década pasada, las viejas escuelas norteamericanas tuvieron que acostumbrarse a pujar en los rankings con las cada vez más numerosas escuelas de otros países, algunas realmente competitivas. Las viejas instituciones no pueden vivir sólo del pasado, por muy brillante que éste hubiera sido. En el cuidado permanente por la calidad académica, en la innovación, en la proyección profesional de los alumnos y en su ajuste al tejido productivo, es lo que de verdad determina la dimensión cualitativa de cualquier institución dedicada a la formación de ejecutivos y a eso, precisamente, han tratado de ceñirse, con mayor o menor fortuna, los estudios comparativos más reputados, incluido este de Financial Times. Aquellas escuelas que desearan despuntar en este lucrativo mercado, no podían desatender facetas tan relevantes, fueran europeas, asiáticas o americanas. Una gestión comprometida con la calidad, lógicamente, habrá de tener tarde o temprano algún tipo de recompensa y reconocimiento.

Evolucionan las necesidades y preferencias de empresas, directivos y profesionales. Los EMBA han de estar permanentemente replanteando sus contenidos y metodologías. Precisamente, una de las tendencias que refleja el último ranking de Financial times dedicado a EMBAs es la creciente proyección internacional que muestran los alumnos en las últimas promociones, o al menos la voluntad de impulsar dicha proyección. De hecho, un 15% de los ex alumnos de EMBAs que participaron en la encuesta, manifestaron haber trabajado en tres o más países antes de ingresar en el programa.

Global MBAs: las escuelas buscan sinergias

Y si hay un programa capaz de dar respuesta a esta aspiración, éste no es otro que el Global EMBA, caracterizado, entre otras cosas, por impartirse en diferentes ciudades y casi siempre fruto, recordémoslo, de la colaboración entre dos o más escuelas. En el caso de este particular programa, el 31% de los participantes tenían experiencia laboral previa en tres o más países. En el programa conjunto de Columbia y London BS, segundo en el ranking, cumplían el 35% de sus alumnos, en el de Kellogg-HKUST, tercera, el 54%, y  en la alianza TRIUM, cuarta, un 36%.

Todo en torno a los Global EMBAs está cuidadosamente diseñado para propiciar al máximo la movilidad internacional. A contrario de los clásicos EMBAs de fin de semana (viernes noche y sábado), el seguimiento del programa lectivo se hace en buena parte a través de un campus virtual, valiéndose de todas las herramientas telemáticas necesarias para establecer un contacto fluido entre el profesor y los alumnos y para que, más allá, la experiencia académica sea absolutamente satisfactoria. Adicionalmente, hay programados puntuales ‘períodos residenciales’, en una o distintas ciudades, de una a dos semanas, durante los cuales alumnos y ponentes llevan a cabo distintas actividades académicas. Los alumnos de un mismo programa, así pues, no tienen por qué residir en un mismo país o ciudad. Pueden, además, compaginar las clases con su actividad profesional y también con su vida familiar, gozando de una absoluta libertad de movimientos.

Claro que tampoco se debe establecer un idéntico patrón para este tipo de programas. La mayoría de escuelas han apostado por la colaboración con homólogas de otros países. Puede ser que dos o más instituciones de distintos países se pongan de acuerdo y que, por ejemplo, el alumno pase períodos residenciales en dos o más sedes, a menudo muy alejadas. Tres países, Francia, Reino Unido y Estados Unidos, más otros dos emplazamientos optativos, visitarán los alumnos del ‘TRIUM’ Global Executive MBA, fruto de la alianza entre New York U.-Stern, London School of Economics y HEC-Paris que este año entra a lo grande en el ranking aupándose a la cuarta posición. Y no parece que la distancia arredre demasiado al colectivo de ejecutivos, pues en esta 5ª edición el número de matrículas ya duplica las conseguidas en el año de lanzamiento. 

El programa inmediatamente anterior, Kellogg-HKUST Executive MBA, es fruto de otra alianza entre una de las más importantes escuelas de negocio de Estados Unidos y una pujante universidad de Hong Kong especializada en ciencia y tecnología, aunque en este caso los períodos residenciales, de una semana o fines de semana completos, se realizan todos en la ciudad china -excepto la semana en la sede de  Kellogg BS (Kellogg's Allen Center in Evanston, Illinois)-. Cierto que la mayoría del alumnado de este programa lo componen expatriados procedentes de Estados Unidos, fundamentalmente directivos interesados en hacer negocios con China y Asia. A la vista de los resultados, está claro que ambas instituciones han sacado un buen rédito de esta unión trasnacional: una, porque logra entrar en el ámbito de la educación ejecutiva en compañía de una afamada institución; la otra, porque consolida su red académica en una destacada plaza financiera, cubriendo, además, un ámbito geográfico con miles de potenciales clientes.

Pero la Kellogg también ha querido dar pasos firmes en el continente europeo y así lo hizo igualmente en colaboración con una conocida escuela alemana: WHU–Otto Beisheim School of Management. Fruto de esta relación, que ya cumple 8 años, nació uno de los programas conjuntos más singulares del panorama de la educación ejecutiva, que este año ocupa una merecida décimo tercera posición en el ranking. Con el llamado Kellogg/WHU Executive MBA la escuela norteamericana consigue el hito insólito de colocar tres de sus programas en el ranking de Financial Times, pues hay que sumar otro EMBA, décimo tercero en la lista, que imparte en sus dos sedes de Estados Unidos: la de Chicago y de Miami.

Dada la solidez de sus instituciones educativas, Europa es al igual que Asia un territorio propicio para alcanzar alianzas en el ámbito de la educación ejecutiva. Nada menos que 4 instituciones, una de ellas estadounidense -la escuela de gestión de la Purdue University- y tres europeas –TiasNIMBAS en Holanda, Central European University en Holanda y GISMA en Alemania-, imparten conjuntamente el ‘International Master in Management’ con opción de periodos residenciales en cualquiera de los cuatro países participantes. Su alto componente internacional, tanto en profesorado (75%) como en alumnado (el cuarto más ‘multinacional’), así como su capacidad para responder a las expectativas de los alumnos, han vuelto a situar este programa en un lugar muy sobresaliente en el ranking, como es su décimo segunda posición.

Otras instituciones, como Universidad de Chicago, en su momento se decantaron por la aventura en solitario. Tiene desde hace años un programa global, con períodos residenciales en tres ciudades diferentes -Chicago, Londres y Singapur-, aunque esta institución se vale en exclusiva de su claustro docente para impartir todo el programa lectivo. Los alumnos pueden elegir a voluntad entre las tres sedes para llevar a cabo las sesiones presenciales.

Vocación internacional

Como no podía ser de otra manera, el alumno dominante en los Global EMBA valora muy especialmente la experiencia trasnacional que puedan ofrecerle del programa. No en vano, preguntados por las razones para hacer un EMBA, los participantes de los tres programas conjuntos mejor colocados en el ranking de este año, pusieron la movilidad internacional como cuarta en la lista de prioridades -por delante de motivaciones como la promoción o el cambio de carrera-, mientras que los participantes en todo el conjunto de EMBAs valorados, han dado en colocar el factor internacional como sexto en la lista de prioridades. No es extraño, así pues, que los ‘EMBA Globales’ con sede en varios países sobresalgan en este ranking por presentar un alto índice de ‘internacionalidad’.

Valga como ejemplo representativo el Kellogg-HKUST Executive MBA con 96% de profesorado extranjero, con un 99% de extranjeros en su junta directiva, siendo, además, el programa con mayor diversidad de nacionalidades entre su alumnado, y presentado la mayor proporción de horas lectivas impartidas en otras ubicaciones internacionales fuera de su sede. Tenemos, en contraposición, el caso del veterano MBA for Executives de la Wharton con sólo un 22% de alumnado no estadounidense, con un 36% de profesorado extranjero y sin horas lectivas fuera de su sede en Estados Unidos.

Para eso están diseñados precisamente los EMBA globales: pensando en propiciar una experiencia plenamente internacional a los alumnos, con períodos residenciales en dos, tres, incluso más ciudades de distintos países y continentes cuando así lo deseen los alumnos. No cabe duda de que el enfoque internacional en los EMBA cobrará cada vez más importancia, especialmente entre determinados perfiles directivos, aunque su influencia aún dista mucho de otras motivaciones más contundentes…

El argumento salarial

Efectivamente, el incremento de los ingresos, junto con el desarrollo directivo, ha sido la razón más importante esgrimida por los encuestados en el presente ranking para decantarse por un EMBA. Y es que hablamos de un programa diseñado específicamente para alcanzar una completa mejora en el desempeño de la función directiva y así acceder a mayores responsabilidades dentro del los cuadros directivos en las empresas. Pero qué sentido tendría este esfuerzo sin una correspondiente mejora salarial, tal es a lo que, en definitiva, aspira cualquier directivo.

El salario que alcanzan los ex alumnos, por tanto, da una medida muy certera de lo que es capaz de aportar un determinado programa. No lo es todo, en cualquier caso, y deben ser tenidos en cuenta otros elementos que asimismo influyen de manera decisiva en el nivel de satisfacción. La ponderación y lugar que debe ocupar el goloso metal entre la lista de factores objeto de medición, supone, así pues, todo un ejercicio de equilibrio y mesura cuando se trata de obtener un análisis comparativo fiable.

Dadas las particularices de los EMBA, Financial Times ha optado por dar un 40% de la puntuación total al factor salarial. Por un lado, el salario medio que alcanzan los alumnos tres años después de la graduación acapara el 20% del total ponderado. Aunque fuera de la medición, el informe de Financial Times también muestra el sueldo medio a los dos y al año de la graduación. El 20% restante, responde al incremento salarial de los graduados tres años después de la graduación con respecto al sueldo que tenían justo antes de iniciar el programa.

Algo que merece destacarse este año es el sustancial incremento que han registrado los sueldos de los ex alumnos de los EMBAs a los tres años de la graduación. Y no son cifras que dejen a uno indiferente. Nada menos que 8 de las 10 escuelas mejor colocadas en el ranking presentan un sueldo medio de sus graduados por encima de los 200.000 dólares anuales.

Los graduados del MBA for Executives que imparte la Wharton School de la University Pennsylvania cobran un sueldo medio de 263.316 $, según datos recabados por Financial Times. Estos afortunados ex alumnos han conseguido duplicar su sueldo en sólo tres años. No es extraño que con semejante tarjeta de presentación la antigua escuela del noroeste de Estados Unidos lidere, ya por tercer año consecutivo, la clasificación global. Otros programas, como el de la Columbia y London Business School, el de la alianza TRIUM o el de la FUQUA de la Duke University, también apuntan sueldos medios con los que muy pocos directivos pueden siquiera soñar; incluso tenemos una escuela brasileña, la Fundação Instituto de Administração (FIA), que, aun figurando en puestos alejados del top 20, logra colarse en el reducido ‘club de los 200.000 $’ (concretamente, 203.826 $).

Pero quizá lo que más sorprenda sean los elevados salarios que se destilan por el lejano oriente. Al menos así lo refleja el presente ranking, en el que tres programas situados en el top 10 -dos impartidos íntegramente en China impartidos y otro parcialmente en Singapur- registran sueldos medios por encima de los 200.000 $. Concretamente, el Kellogg-Hong Kong UST Executive MBA, tercero en la clasificación global, se consolida como programa con mejor sueldo medio: 294.374 $ nada menos. Incluso la CEIBS, de Shanguai, y Chinese University of Hong Kong, pese a figurar en posiciones más discretas, aparecen con EMBAs muy destacados en el aspecto retributivo -sueldos medios de 194.000 y 213.110 $ respectivamente-. Animado por la pujanza económica del continente asiático, y particularmente de China, el mercado de la educación dirigida a ejecutivos vive estos años un momento de extraordinario crecimiento en cantidad y calidad, como claramente refleja este último ranking de FT.

El EMBA del Instituto de Empresa, pese a colocarse quinto en la clasificación final, registra un sueldo promedio bastante discreto, incluso frente al de muchos programas peor colocados: tan sólo 157.475 dólares, dato que le convierte en el programa del ‘top 10’ con el sueldo medio más bajo. Cifra tan discreta se ve compensada, no obstante, por el incremento salarial del 138% tres años después de la graduación, lo que le hace especialmente interesante este EMBA para aquellos jóvenes, aún sin consolidarse en el ámbito directivo, desean dar a su carrera un salto cuantitativo de importancia.

Así y todo, una cifra tan general como es la de un sueldo medio no debe llevar conclusiones definitivas, en tanto en cuanto no refleja la proyección profesional de cada persona una vez concluido el programa, que es lo que a fin de cuentas he de preocupar al interesado. Cierto que muchos gozarán de sustanciales incrementos salariales y así darán por muy bien invertido su dinero en un programa de estas características, aunque también habrá otros muchos que haciendo el mismo programa no encontrarán semejante recompensa. Y es que las engañosas medias meten a todos en el mismo saco.

También ocurre que un mismo programa tiene diferentes grupos dirigidos a perfiles profesionales distintos, tanto en aspiraciones como en experiencia laboral. Buscando una óptima compenetración de los grupos, nos encontramos que en un mismo programa unos alcanzan un altísimo nivel académico-profesional y otros no tanto, al menos no lo que aparece reflejado en los rankings. Caso ilustrativo es el del Instituto de Empresa, cuyas convocatorias semestrales divide en al menos tres grupos de 50 alumnos cada uno, dos conformados por profesionales entre los 27 y 35 años y uno por profesionales entre 34 y 44 años. Con todo, la distribución de estos grupos no responde tanto a un criterio de edad (ni al del nivel de puesto directivo) sino más bien al ‘momento vital’ de los participantes, algo que viene en beneficio de la homogeneidad.

Una inversión por encima de los 100.000$

En lo que no cabe discusión es en el precio, el cuál las escuelas no olvidan elevar cada año. Tratándose de un programa tan exclusivo y de tan alto nivel académico, los MBA para Ejecutivos son, de entre todos los programas, los más caros y, muy particularmente, los que analiza este ranking. No en vano, son impartidos en las más prestigiosas escuelas del mundo, por lo que no es extraño encontrarnos con algunos que incluso superan los 100.000 $. Para el líder de este año, el MBA for Executives de la Wharton School, el desembolso alcanza los 136.000 dólares si se hace en Filadelfia, 145.380 para los que lo hagan en San Francisco. Cerca queda el programa conjunto de la Columbia y London BS para el que habrá que rascarse el bolsillo hasta reunir los 120.000 $ de matrícula. A 116.900 $ asciende el programa multinacional de la alianza TRIUM, y, generalizando, los programas conjuntos impartidos en varias sedes apuntan a un coste sustancialmente superior a de los EMBA tradicionales con sólo una sede.

Dados los precios que ponen en otras latitudes, los 42.000 euros que han desembolsado los alumnos en la última convocatoria del EMBA del Instituto de Empresa (septiembre de 2006) sólo cabe calificarse como de auténtica ganga. Mucho más caro sale el programa de nuestro otro representante español en el ranking, clasificado este año en vigésimo primera posición. Concretamente, el Global Executive MBA del IESE cuesta 86.000 euros, si bien, sus particulares características -ya que es un programa con semanas residenciales en diferentes países- no permiten compararlo con el programa que ofrece la escuela madrileña. El Executive MBA de la escuela barcelonesa sí es similar y cuesta 53.000 euros, aunque éste no figura en el ranking.

Y pese a tan exorbitados precios quizá aún sea un buen negocio. No olvidemos que estamos ante unos clientes con un nivel adquisitivo muy alto y que, igualmente, están en un momento álgido en su carrera profesional. Con una media de edad más cerca de los 30 que de los 40, ejerciendo la mayoría importantes responsabilidades en el mundo empresarial, los 60.000, 70.000 ó incluso 100.000 dólares que vale uno de estos programas supone, para muchos, menos de la mitad de su salario anual. Un gasto liviano, y más si tenemos en cuenta la singularidad y prestigio que acumulan estos MBAs.

Más allá de razones económicas

Efectivamente, la calidad en todo lo que afecta a este tipo de programas, y no sólo el salario, requiere un análisis pormenorizado si de verdad uno pretende sacar conclusiones certeras sobre aquello que más le interesa en su carrera profesional. Es por ello que este ranking reserva un 60% de la puntuación global a otros factores que, en mayor o menor grado, aportan un valor añadido a los programas incluidos en el estudio. Con gran peso específico, un 10% del total, el nivel de investigación se calcula a partir del número de trabajos publicados por el equipo docente con contrato activo en alguna de los 40 revistas especializadas más influyentes en su ámbito a nivel internacional. Le siguen, con un 5% cada una, el desarrollo profesional antes y después del EMBA, la experiencia laboral previa (nivel de puestos, años de permanencia en ellos, tamaño de la empresa y países), la proporción de profesores con doctorado, la de graduación de doctorados en los tres últimos años y la capacidad para responder a las expectativas del alumnado.

Como ya se mencionó, también se valoran diferentes facetas de la proyección internacional, pesando en concreto un 5% el profesorado expatriado, otro 5% el alumnado internacional –extranjeros residentes y extranjeros-, otro 5% las horas lectivas en un país distinto al de la sede y un 2% a la proporción de extranjeros en la junta rectora. Y des … de genero, el porcentaje de profesorado femenino, asimismo de alumnado y el porcentaje de féminas en el consejo rector, son los tres parámetros puntuados, con un 3, un 3 y un 2%, respectivamente. Por último, un 1% se saca del número de idiomas requeridos para la graduación.

Está claro que el presente análisis comparativo no se ha realizado con la mera idea de exponer un lánguido listado de preferencias. Más allá, asume las críticas que desde hace unos años muchos expertos han venido vertiendo sobre los rankings como referente fiable a la hora de elegir un MBA o escuela de negocios. En este sentido, es de muy agradecer la iniciativa de exponer los resultados en una ‘tabla interactiva’ ubicada en la sección específica dedicada a Educación Ejecutiva de su página web. Con ello el interesado puede informarse de cada programa en detalle, en sus distintos ámbitos y en base a sus preferencias personales, incluso establecer comparaciones parciales.

Por otra parte, acompaña al ranking general, varios ‘sub-rankings’ específicos que priorizan las escuelas según campos concretos y que también influyen en la nota general final. Así, podemos conocer las escuelas más destacadas por su salario bruto (faceta en la que sobresale el Kellogg/HKUST Business School por delante de MBA for Executives de la Wharton), o más en concreto, los programas que dan acceso a los mejores salarios en el sector tecnológico y de telecomunicaciones (lista encabezada por Washington University: Olin, por delante de Kellogg/HKUST y de Cornell University: Jonson. Información entrelíneas que, sin duda, será enormemente esclarecedora para un profesional interesado por otros sectores en los cuales existen mejores alternativas académicas; tal sería, en el caso del sector financiero, la Alianza TRIUM (HEC-Paris, LSE, New York University: Stern), la Wharton y la alianza Purdue/Tias/CEU/GISMA, las tres opciones de entre las analizadas que apuntan mejores salarios. Claro que, si nos inclinamos por el ámbito de la consultoría, la cosa pinta bien distinta, pues ahí la Kellogg/HKUST vuelve a despuntar por su salario, por delante de la Wharton, Washington University: Olin y la Columbia/London BS.

Será de gran valor informativo, asimismo, el ‘sub-ranking’ que clasifica los programas en base a la experiencia previa que acumulan los alumnos admitidos. IMD, Kellogg/HKUST, la alianza TRIUM y Fundação Instituto de Administração, son, por orden, los líderes en esta faceta. Como lo son la ESCP-EAP, el Instituto de Empresa y Essec/Mannheim, en lo que se refiere a la progresión profesional de los graduados. Pero si hablamos de responder a las expectativas, serán Cranfield SM, Durham BS y Purdue/Tias/CEU/GISMA, las tres propuestas a priori más capacitadas.

En definitiva, estamos ante un ranking que, más allá de ser una ordenada lista de EMBAs, apuesta decididamente por ofrecer un amplio compendio de datos comparables e información relevante sobre este tipo de programas, que sirva, por tanto, para que cualquier interesado tome una decisión coherente con su intereses y perfil profesional.

Más información:

Ranking FT sobre EMBA 2006 (pdf)

Ranking Interactivo FT sobre EMBA 2006

Brevemente, los 15 programas mejor clasificados:

1. MBA for Executives (EEUU). Wharton-University of Pennsylvania  
SUELDO MEDIO: 263.316 $  Incremento Salarial (a los 3 años): 98%

2. Global Executive MBA (EEUU, Reino Unido). Columbia/London BS  
SUELDO: 255.718 $  Incremento: 98%

3. Kellogg-HKUST Executive MBA (EEUU, China). Kellogg/Hong Kong UST Business School  
SUELDO: 294.374 $  Incremento: 65%

4. Global Executive MBA (Francia, Reino Unido, EEUU). Trium: HEC Paris/LSE/New York University: Stern 
SUELDO: 260.293 $  Incremento: 84%

5. Executive MBA (España). Instituto de Empresa  
SUELDO:  157.475 $  Incremento: 138%

6. Executive MBA (EEUU, Reino Unido, Singapur). Chicago GSB
SUELDO: 201.713 $  Incremento: 72%

7. Executive MBA (Reino Unido). London BS  
SUELDO: 167.778 $  Incremento: 83%

8. Washington-Fudan Executive MBA (China). Washington University: Olin    
SUELDO: 238.372 $  Incremento: 62%

9. Global Executive MBA (EEUU). Duke University: Fuqua   
SUELDO: 202.588 $  Incremento: 54%

10. Executive MBA (EEUU). Northwestern University: Kellogg  
SUELDO: 220.903 $  Incremento: 63%

11. New York Executive MBA (EEUU). Columbia Business School   
SUELDO: 201.744 $  Incremento: 70%

12. International Masters in Management (EEUU, Holanda, Hungría, Alemania). Purdue/Tias/CEU/GISMA  
SUELDO: 121.868 $  Incremento: 73%

13. Kellogg-WHU Executive MBA (Alemania). Kellogg/WHU-Otto Beisheim School  
SUELDO: 138.857 $  Incremento: 72%

14. Executive MBA (Reino Unido).Warwick Business School   
SUELDO: 118.545 $ Incremento: 103%

15. Executive MBA (Reino Unido). City University: Cass  
SUELDO: 147.551 $  Incremento: 97%

Programas más destacados según categorías

Programas con salarios más elevados: 1. Kellogg/Hong Kong UST Business School , 2 University of Pennsylvania: Wharton, 3. Trium: HEC Paris/LSE/New York University: Stern, 4. Columbia/London Business School, 5. Washington University: Olin
Programas con salarios más elevados en el sector tecnológico y de las telecomunicaciones: 1. Washington University: Olin, 2. Kellogg/HKUST Business School, 3. Cornell University: Johnson, 4. National University of Singapore, 5. Columbia/London Business School, 6. FIA - Fundação Instituto de Administração, 7. IESE
Programas con salarios más elevados en el sector financiero: 1 Trium: HEC Paris/LSE/New York University: Stern, 2. University of Pennsylvania: Wharton, 3. Purdue/Tias/CEU/GISMA, 4. Kellogg/HKUST Business School, 5. Columbia/London BS
Programas con salarios más elevados en el sector de la consultoría: 1. Kellogg/Hong Kong UST Business School, 2. University of Pennsylvania: Wharton, 3. Washington University: Olin, 4. Columbia/London Business School, 5. CEIBS
Programas con alumnado de nuevo ingreso más experimentado: 1. IMD, 2. Kellogg/HKUST Business School, 3. Trium: HEC Paris/LSE/New York University: Stern, 4. FIA - Fundação Instituto de Administração, 5. Chicago GSB
Programas con mayor proyección profesional: 1. ESCP-EAP, 2. Instituto de Empresa, 3. Essec/Mannheim, 4. University of Minnesota: Carlson, 5. Kellogg/WHU-Otto Beisheim School
Programas académicos que mejor responden a las expectativas generadas en el alumnado: 1. Cranfield School of Management, 2. University of Durham Business School, 3. Purdue/Tias/CEU/GISMA, 4. Kellogg/HKUST Business School, 5. University of Pittsburgh: Katz
Programas con mayor proporción de alumnado no residente: 1. Purdue/Tias/CEU/GISMA, 2. INCAE, 3. Trium: HEC Paris/LSE/New York University: Stern, 4. IESE, 5. National University of Singapore, 6. IMD, 6. Stockholm School of Economics.