Los diez rasgos que caracterizan al emprendedor

El blog ‘Mi Empresa’ resume las habilidades básicas con las que debe contar un emprendedor para poder convencer a un inversor. Tener ambición y ganas de aprender, ser optimista y comunicativo, además de tener capacidad por comprometerse, son algunos de los rasgos emprendedores.

Paloma Tur - Redacción Mastermas - 24/09/2012

http://www.mastermas.com/Noticias/DetalleNoticia.asp?Noticia=10893

El blog ‘Mi empresa’de la publicación periódica digital especializada en economía ‘Cinco días’, ha publicado recientemente, en un post elaborado por sus autores Sébastien y Candice Laporte, una recopilación de cuáles son las cualidades ideales para emprender.

Concretamente, el blog habla de diez habilidades imprescindibles para que un emprendedor sepa ganarse a un inversor. En primer lugar este debe ser visionario e innovador, es decir, ser creativo y buscar una forma original de hacer las cosas.

En segundo lugar, todo emprendedor que quiera lanzarse a la piscina deberá poseer conocimientos de financiación y gestión básicos. En tercer lugar, tener ambición e internacionalización, o lo que es lo mismo, no tener dudas a la hora de exportar y traspasar fronteras.

En cuarto lugar, dotes de liderazgo y capacidad para atraer y retener el talento, saber manejar un equipo es esencial, así como saber delegar las diferentes tareas. En quinto lugar, el emprendedor debe poder acreditar una formación y experiencia previa, debido a que esto proporcionará seguridad y creará confianza a los posibles inversores.

En sexto lugar, debe tener un carácter optimista y a la vez ser muy realista y tener los pies en la tierra, saber transmitir buenas vibraciones e invitar a soñar, pero siempre dentro de una realidad y de la viabilidad. En séptimo lugar, el emprendedor debe tener gran capacidad de adaptación además de valentía, en una empresa que acaba de nacer los cambios son muy frecuentes, es por ello, que debe saber adaptarse y no tener miedo al fracaso.

Las ganas de aprender ocupan la habilidad número ocho y le sigue el hecho de tener dotes de comercial y ser una persona comunicativa, conocer y analizar su sector, sus competidores, saber escuchar, rodearse de los mejores expertos y aprender de ello.

En último lugar, pero no menos importante que el resto, está la capacidad de comprometerse y de ser una persona centrada, es decir, sacrificarse muchísimo y creer al cien por cien en su proyecto.

No obstante, en el blog también se advierte que la mayoría de los emprendedores que se lanzan a hacer realidad sus proyectos no cumplen todos estos requisitos, pero que con el tiempo todos se pueden adquirir, gracias a mentores, asesores externos o amigos.

Más Información:

Mi empresa