Los trabajos más estresantes de 2014

El estrés se ha instalado en nuestra sociedad no como una enfermedad, sino como un mal menor de una vida cada vez más demandante. Sin embargo, existen algunas profesiones que pueden hacer que esta tensión sea todavía mayor. La de soldado es la más notoria, os contamos el resto.

José Trecet - Redacción Mastermas - 17/01/2014

http://www.mastermas.com/Noticias/DetalleNoticia.asp?Noticia=13410

Quien ha tenido un trabajo sabe por fuerza lo que es el estrés. En mayor o menor medida todos los trabajadores han vivido situaciones de agobio y tensión laboral, bien por no cumplir con los objetivos de ventas, por un cliente excesivamente exigente, un jefe demandante o, simplemente, por la mala situación económica de la empresa. Pero existen algunas profesiones que son especialmente proclives a generar estrés y CareerCast las ha agrupado en un listado que elabora todos los años. [Ver postgrados en Psicología]

Para determinar el grado de tensión mental y fatiga psicológica asociada a cada trabajo, la revista se ha basado en once elementos diferenciadores. El primero es el referido a los viajes, de forma que cuantas más veces nos desplazamos, mayor estrés se genera, mientras que el segundo tiene que ver con la capacidad de crecimiento que ofrece el propio trabajo. La existencia y frecuencia de deadlines o fechas de entrega también se tienen en cuenta   junto con la obligación de trabajar de cara al público o en lugares públicos, la competitividad general en la empresa y el sector, la demanda física o las condiciones del entorno laboral. También se valora la peligrosidad  y si se pone la propia vida en riesgo o si por el contrario el trabajo a desarrollar pone en riesgo la vida de otras personas o la integridad de éstas depende del trabajador, así como la necesidad de trabajar con el público. [Ver postgrados de Comunicación y Marketing]

Estos baremos sitúan al personal militar como la profesión más estresante con una puntuación final de 84.72 enteros. Y todo ello por un salario medio de 28.840 dólares al año, muy lejos de lo que perciben directores generales o médicos, por poner dos ejemplos. Lo cierto es que no es extraño ver a los militares en el primer puesto si se tiene en cuenta que su vida ciertamente corre peligro, especialmente si están destacados en zonas de conflicto, y que incluso cuando duermen o comen deben seguir alerta. 24 horas al día de estrés continúo.

Les siguen en segunda plaza, sus jefes, los generales, si bien su salario ya alcanza los 196.300 dólares con un índice de estrés de ‘sólo’ 65,54 puntos. Entre los elementos que la convierten en una profesión tensa figuran su carácter público y las vidas que dependen de sus decisiones.

El podio lo cierran los bomberos, que no sólo exponen su vida al peligro, sino que la salud de otros depende de su desempeño y realizan un trabajo extremadamente físico. El fuerte carácter vocacional de los bomberos se traduce en un sueldo de 45.250 dólares al año por un estrés de 60,45 puntos. [Ver postgrados de Recursos Humanos]

En cuarto lugar están los pilotos de aerolíneas, que por lo menos reciben 114.200 dólares de media por el estrés que deben soportar al contar con la vida de tanta gente a su cargo y la necesidad de tener que cumplir una serie de horarios o ‘deadlines’ de entrega en cada trayecto, todo ello sin descuidar la seguridad de los ocupantes del avión. La quinta plaza la ocupan los organizadores de eventos que con sus ingresos de 45.810 dólares deben cerciorarse de que todo sale correctamente y soportar no sólo la tensión propia porque cada pieza esté en el lugar adecuado, sino también los nervios y demandas del cliente. En el caso de las bodas, por ejemplo, cualquier mínimo detalle puede hacer saltar los nervios de los invitados e incluso cuestiones fuera del alcance del organizador pueden dar al traste con el evento y aparecer él como culpable.

Los ejecutivos de relaciones públicas son los sextos más estresadospor su eminente carácter público y la necesidad de estar en constante contacto con unos clientes que, si algo hemos aprendido gracias a internet, es que suelen aparecer más para quejarse que para agradecer. Se trata de un trabajo que mantiene a sus profesionales en constante tensión para poder responder rápidamente a las demandas de los usuarios. Y pese a todo es una profesión con una buena perspectiva de empleo y demanda. El salario medio es de 54.170 dólares.

Los séptimos son los grandes directivos, que cobran 168.140 dólares al año por la tensión que genera ser los responsables de los salarios de sus empleados y, por lo tanto, de su sustento para ganarse la vida. A esto hay que añadir el carácter público de su figura, por lo menos dentro de la empresa y la alta competitividad en muchos sectores económicos. Muy lejos en términos salariales quedan los periodistas con sus 35.870 dólares. Son los octavos que más estrés soportan por los ajustados plazos de entrega y la extrema competitividad, además de los cambios dentro de un sector que con los nuevos medios de difusión no para de ampliarse y, sobre todo, cambiar.

La novena plaza es para los policías. Su salario ronda los 55.270 dólares y, como ocurre con los soldados, están en constante tensión con picos especialmente altos cuando tienen que pasar a la acción.

Por último, encontramos a los taxistas que son los peor remunerados con 22.280 dólares y son uno de los focos de atracos en Estados Unidos. En el lado contrario a los trabajos más estresantes encontramos los empleos más calmados en un listado también elaborado por CareerCast siguiendo los criterios antes descritos. Encabezan la lista los audiólogos, encargados de medir la capacidad auditiva de los pacientes y cuyo ratio de estrés es de 3,35 puntos por un salario de 69.720 dólares al año. 

Inmediatamente después aparecen los peluqueros y su 5,41 de puntuación, pese a las posibles reclamaciones y quejas de los clientes.  Los joyeros son los terceros menos estresados, aunque sus comercios siempre están en peligro de ser atracados por el alto valor de los productos que tienen a la venta.

Profesores de universidad, sastres, dietistas, técnicos de reposición de medicamentos, bibliotecarios, artistas multimedia y operadores de torno y prensa figuran a continuación en ese mismo orden como los empleados que menos tensión soportan.

¡Síguenos también en Facebook y Twitter! Te esperamos

Contenidos relacionados en Mastermas.com:

Másteres con grandes expectativas para 2014

¿Qué necesitan los jóvenes para encontrar trabajo?

Los menores de 30 años que cambian el mundo