Cómo convertirse en el jefe que todo empleado desea

Todo empleado tiene una imagen de su jefe perfecto. Cumplir con ella puede ser complicado, pero no imposible si sabes qué cualidades buscan y cómo reciclarte para alcanzarlas y convertirte en una mejor versión de ti como directivo.

José Trecet - Redacción Mastermas - 26/03/2015

http://www.mastermas.com/Noticias/DetalleNoticia.asp?Noticia=15623

El jefe no es el único que evalúa a sus empleados. Los trabajadores también están valorando constantemente a sus superiores, aunque su opinión no sea tan relevante para la carrera profesional de estos últimos. Sin embargo, sin un liderazgo sólido, es difícil que un departamento o un grupo de trabaje prospere. Para conseguir involucrar a los trabajadores y ser un jefe mejor, primero tienes que saber lo que esperan de ti tus subordinados y después cómo reciclarte para llegar hasta ese punto e, incluso, superarlo.

Ver másteres en Comunicación y Marketing

Ver másteres en Dirección de Empresas


La honestidad e integridad en un jefe son lo más valorado por los trabajadores, pero estos son atributos en los que resulta más difícil adquirir si no vienen ‘de serie’. Algún curso sobre ética empresarial puede ayudar a modelar ciertas actitudes, pero es un cambio que debe llegar desde dentro.

Desde INC también señalan la capacidad de comunicación como otro elemento primordial. Piensa que no hay nada más frustrante que no saber exactamente qué es lo que quiere un superior ni si estás o no haciendo bien tu trabajo. Un buen jefe será capaz de hablar con sus empleados cuando hay un problema y se asegurará de que todo marcha correctamente sin que nadie tenga que preguntarle por ello. Un buen máster en comunicación o un curso para aprender hablar en público son dos buenas fórmulas de mejorar en esta área y también para prepararse ante retos como ofrecer charlas y conferencias.

Ver cursos de:
SEO/SEM
Recursos Humanos
Idiomas para los negocios
Comunicación corporativa

Otra solución para mejorar las habilidades comunicativas es aprender un nuevo idioma. El inglés es hoy en día casi obligatorio para los cargos directivos, por lo que si quieres sobresalir el chino mandarín puede ser una gran opción. Al familiarizarte con la nueva lengua presta atención a como tratas de aclarar lo que quieres decir en una lengua que no dominas, como intentas asegurarte de que tu mensaje, aún con las pocas palabras que dominas, quede claro, y trata de trasladar eso a la relación con tus empleados. Cuando lo logres verás que todo es mucho más fluido. Además, estarás progresando hacia tu reciclaje como directivo siguiendo una de las siete claves marcadas por los responsables del Executive Master en Dirección de Entidades Financieras del IEB.

Comunicarte mejor te ayudará a conocer a tus empleados y a confiar más ellos. En último término, aprenderás a delegar, una cualidad muy valorada por los trabajadores, a los que les gusta seguir una serie de guías pero tener libertad de acción y sentirse importante en la empresa.

Esta libertad también puede cristalizar en promover la formación de los empleados para que puedan progresar y mejorar sus habilidades. Al hacerlo, no olvides tu propia formación. Según IEB, en un mundo tan cambiante "algunos de los axiomas que se aceptaban como válidos hasta hace poco puede que ahora no sirvan de nada. De ahí que el directivo de una compañía no deba ser ajeno a esta realidad y tenga que realizar un esfuerzo extra para actualizar su formación cada día".

En esta carrera formativa no debes perder de vista que el mundo tiende hacia la especialización, sobre todo en algunos sectores como el financiero. Esto tampoco debe hacer que dejes de lado cuestiones generales sobre la empresa. Un trabajador espera que su jefe sea capaz de solucionar los problemas que él no puede –"para eso le pagan" es uno de los argumentos más repetidos-. No hace falta que seas el que más sabe de cada área, pero sí que domines todas hasta cierto punto. Esto te permitirá mostrar más confianza, algo que terminará transmitiéndose al resto del equipo.

Ver másteres en:
Banca y Finanzas
Auditoría y Asesoría
Comercio Electrónico
Relaciones Internacionales

Actitud positiva, sentido del humor, capacidad de trabajo y compromiso por la empresa, flexibilidad, altas dosis de empatía y capacidad para inspirar son otros elementos que te ayudarán a ser un jefe 10. Reunir todas estas cualidades es complicado pero incluso con ellas, el éxito no está asegurado.

Mentores también para los jefes

Muchas veces el problema reside más en el enfoque que en las habilidades y conocimientos del propio directivo. Por eso cada día está más de moda contar con un mentor por parte de los grandes dirigentes. Una persona que ya ha pasado por esa misma situación, incluso dentro de la propia empresa, puede ofrecerte buenos consejos y una visión más experimentada de tu trabajo, algo que va más allá del coaching y puede ser un complemento.

Lo mejor es que estos programas de mentoring funcionan. Según una encuesta realizado por Harvard Business Review a 45 CEOs que disfrutaron de un mentor, un 71% aseguró que la experiencia les ayudó a obtener mejores resultados de una u otra forma, mientras que un 69% precisó que ahora toman mejores decisiones y un 84% que se adaptó mejor a su nuevo rol y lograron ser más eficientes en menor tiempo.

Ver cursos de:
Coaching
Liderazgo
Habilidades directivas
 
Y si tu empresa no tiene tiempo para estos programas o simplemente no cree en ellos, el networking puede ser una buena fórmula para lograr estos mismos consejos y además trabajar en tu marca personal y mejorar tus posibilidades profesionales. Adentrarte en las redes sociales, especialmente en LinkedIn si quieres hacer un uso profesional de ellas, también te pondrá en contacto con perfiles que puede ayudarte a progresar en el desempeño de tu labor. Además, acercarte a Twitter, Facebook o Instagram mejorará tu imagen hacia los empleados y te permitirá estar más en contacto con su mundo.

¡Sigue a mastermas.com también en Facebook y Twitter!  Te esperamos.

Más información:

Cualidades de un buen líder según los empleados - INC


Los CEO también necesitan mentores - HBR


Contenidos relacionados en mastermas.com:

¿Por qué los ingenieros son buenos dirigiendo empresas?

Un estudio desvela que cada vez somos más inteligentes

Los puestos y las competencias más demandadas en España