Españoles ‘Honoris Causa’ por el mundo

El peso de los españoles en el panorama internacional ha ido creciendo en los últimos años. Sólo hay que pensar en Hollywood para darse cuenta, aunque si hay un signo del mayor grado de reconocimiento a nuestras figuras internacionales este es el de ser nombrado Doctor 'Honoris Causa'. Alejandro Sanz es el último en disfrutar de este privilegio pero no el único.

José Trecet - Redacción Mastermas - 31/07/2013

    |
http://www.mastermas.com/Noticias/html/N12538_F31072013.html

La investidura como Doctor 'Honoris Causa' es la forma que tiene una universidad de reconocer la labor de una persona que ha destacado en un ámbito concreto que no tiene por qué ser académico y de hecho suele estar más ligado con el mundo social. Mediante este acto, se accede a un título honorífico por el que se incorpora a la persona designada al Claustro de Doctores de la universidad. [Ver postgrados internacionales]

Ser investido Doctor 'Honoris Causa' es uno de los máximos reconocimientos académicos a los que puede aspirar a una persona y constituye, sobre todo, el reflejo de su importancia para la sociedad en la que vive de una u otra forma. Trasladado a la lucha de popularidad y peso de cada país, el número de doctores marca en cierto sentido su popularidad e influencia en el resto del mundo.

En este sentido, España ha sumado recientemente un nuevo miembro a este distinguido club. Se trata de Alejando Sanz. El cantante ha recibido esta distinción de la Universidad de Berklee, la mayor institución de música privada del mundo, si bien la entrega definitiva de la misma no tendrá lugar hasta el próximo 6 de noviembre. Como es lógico, el compositor se ha mostrado más que satisfecho por el premio al tiempo que ha asegurado que seguirá “trabajando cada día de mi vida para merecer este recocimiento”. [Ver Estudios Internacionales]

Pero Alejando Sanz no es ni mucho menos la única figura española en ser investida Doctor 'Honoris Causa'. La lista es amplia e incluye nombres de sobra conocidos. La propia Universidad de Berklee ya distinguió a Paco de Lucía en 2010, convirtiéndose además en el primer artista nacional en recibir este honor. [Ver oferta de postgrado en Humanidades y Periodismo]

El mundo del espectáculo y del arte es uno de los que más titulaciones acumula, en parte por el aumento de la exportación de la cultura española. Así, Pedro Almodóvar es desde 2009 Doctor 'Honoris Causa'  de Harvard. El cineasta manchego aseguró que el premio tiene especial significación porque “yo no he ido a la universidad, soy una persona autodidacta, sin embargo, mi obra es estudiada aquí exhaustivamente”.

Hasta ahora sólo otros tres españoles han alcanzado esta distinción y se trata de figuras destacadas en su campo de trabajo o por su papel en el cambio social español. Estas son el Rey Juan Carlos (1984), el arquiecto Josep Lluís Sert (1967) y el pintor Joan Miró (1968).

El mundo no termina en Harvard y todavía hay muchos más españoles con el máximo galardón de universidades extranjeras. Es el caso de la Reina, lo que completa una pareja de monarcas 'Honoris Causa'. Dona Sofía recibió la distinción en 2011 por parte de la Universidad Seisen, Tokyo por  su trabajo en el compromiso con la educación femenina.

En México, la Universidad autónoma de México quiso reconocer la trayectoria de Joan Manuel Serrat y Carlos Saura en 2011 en un acto donde se reunieron otras personalidades de las artes y las ciencias. Las universidades latinoamericanas han sido pródigas en crear Honoris Causa españoles y así la escritora Rosa Montero puede presumir del suyo, obtenido en 2010 el suyo por parte de la Universidad de Puerto Rico.

Pero si hay una actividad que realmente tiene visos de traducirse en un sinónimo de Honoris Causa ésta es la política y especialmente el cargo de presidente del Gobierno. Todos los máximos mandatarios tienen uno, en la mayoría de los casos de universidades extranjeras –Adolfo Suárez– marca aquí la excepción. Felipe González dispone de nada menos que tres reconocimientos de este tipo por la Universidad Católica de Lovaina, en 1995, en Noviembre de 1998 por la Universidad de Toulouse y en mayo del 2005 el de la Universidad de Tel Aviv.

Quien sin duda se lleva la palma es José María Aznar con nada menos que siete distinciones. Son las de la Universidad de Florida (1998), la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán (18 de enero de 2007), la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (2008), la Universidad de Santiago de Chile (2008), la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala (2008), la Universidad San Ignacio de Loyola de Lima (2009) y la Universidad de las Américas de Ecuador (2011).

José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy deben conformarse con una cada uno. En el caso del ex presidente socialista se trata de la Universidad Católica de Lima (2008) y en el del segundo por la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá.

Otros políticos y personajes relacionados con la política que tienen un doctorado del que hacer gala son Baltasar Garzón, Doctor Honoris Causa, por la Universidad Nacional de Lanús, y el ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, fue investido por la Universidad de Haifa. A estos hay que añadir el caso de Bibiana Aído. La ex ministra de Igualdad recibió el reconocimiento de la Universidad de Northumbria, donde cursó una beca de Erasmus, por su labor a favor de los derechos civiles.

Pero el fenómeno de los Doctores 'Honoris Causa' españoles en el extranjero se remonta mucho tiempo atrás. Ya durante el primer cuarto del siglo pasado recibió el premio por parte de la Universidad de Hamburgo, entre otras, Ramón Menéndez Pidal, mientras que Jacinto Benavente lo recibió de la Universidad de Friburgo y Elías Torno de la Universidad de Tubinga. A estos nombres faltaría añadir los de Adolfo Bonilla y San Martín por las Universidades de Würzburg y Rostock y J. Casares Goril, por la Universidad de Munich.

¡Síguenos también en Facebook y Twitter! Te esperamos

Contenidos relacionados en Mastermas.com:

Novedades máster para el curso 2013-14

Diez errores que debes evitar al preparar tu tesis

Del máster al trabajo. Cinco casos de éxito