Los estudiantes se unen para organizar la Semana de la Ciencia Indignada

Actividades para todos en las universidades madrileñas y talleres en el centro de la capital. Los propios estudiantes se movilizan para divulgar la ciencia y denunciar el estado en el que se encuentra en España.

Alba Loredo - Redacción Mastermas - 05/04/2016

http://www.mastermas.com/Noticias/html/N16645_F05042016.html

Estos días se ha hecho público el caso del biólogo Ciro Cabral. Después de una decena de rechazos en España, por fin, a los 33 años conseguía una beca para investigar en Princeton, una de las universidades más prestigiosas del mundo. Justo este miércoles 6 de abril comienza la III edición de la Semana de la Ciencia Indignada en los campus madrileños para trasladar a través de charlas, talleres y debates no sólo la importancia de divulgar sino de preservar e incentivar una actividad estratégica para un país y para el bienestar de sus habitantes.

>>Quiero estudiar un máster científico
>>Ver oferta de doctorado


"Lo del chico de la beca es algo anecdótico, a todos no nos cogen en Princeton pero es una realidad constante el tener que marcharse porque aquí no hay oportunidades", explica a mastermas.com Diego Merino, estudiante de Física de 20 años y uno de los organizadores de este movimiento. Todo surgió en 2014 cuando varios alumnos decidieron pasar a la acción. "El panorama era desolador en la investigación y en la universidad hacer una Semana de la Ciencia era una manera no sólo de reivindicarlo sino de acercarnos a la gente".

En esa primera vez se realizaron ocho actividades que han pasado a ser 40 en las distintas universidades de Madrid y en el propio corazón de la ciudad, ya que el sábado 9 de abril realizarán talleres de experimentos para personas de todas las edades en la Plaza de Reina Sofía, junto a la Estación de Atocha. Allí habrá espacio para los más pequeños, esos a los que quieren atraer a la ciencia las distintas administraciones.

>>Experto universitario en divulgación científica

"El problema, desde el principio, es la manera de ver la ciencia como algo muy restrictivo, como sólo lo que piden los Mercados. Como nos decían también nuestros profesores se necesita más ciencia básica", asegura este futuro físico. "Hay que avanzar e introducirla en los colegios e institutos".

"Todas las charlas están abiertas a todo el mundo. Lo único que en alguna iría con tiempo porque se llenan", afirma Diego entre risas. Desde el mismo 6 de abril hasta el sábado 16 habrá de distintas temáticas como el papel de España y la Estación Espacial Internacional, los océanos, neurociencia, genética, cultura científica y un largo etcétera en el que se incluye una dedicada al planeta que lleva el apellido de Miguel de Cervantes titulada: 'La luz de Cervantes ilumina otros mundos'.

"Si me tengo que quedar con una voy a tirar para casa. La de Armando Relaño 'Física Cuántica y realidad' va ser muy interesante", asegura Diego para citar la del profesor de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense. Este docente junto a otros 'colegas' han querido brindarles su apoyo y participar. "Al principio decírselo era más difícil porque no sabíamos cómo iban a reaccionar, pero enseguida hay muchos que te ayudan, aunque hay otros que te echan la bronca sin saber muy bien por qué", prosigue.

Vídeo realizado por asociación Hypatia Físicas UCM



Lo que sí han echado en falta es apoyo institucional. "Hemos tenido problemas con el decanato sobre cómo organizarlo, en qué lugares, pero se va solucionando cuando la Semana se ha hecho más grande". Ahora mismo detrás de la Semana de la Ciencia Indignada hay 12 asociaciones de estudiantes de la Complutense, la Autónoma, la Politécnica y la Carlos III de Madrid, además de contar con la colaboración de Bios Lab y la Delegación Central de estudiantes de la propia UCM. El objetivo es que en 2017 se llegue a toda España, algo que este año no han podido llevar a cabo por falta de medios técnicos.

Más información:

Programa de la III Semana de la Ciencia Indignada


Contenidos relacionados en mastermas.com:

Cómo hacer un doctorado y no morir en el intento


Prácticas, empleo y voluntariado disfrutando de lo natural: agricultura y medio ambiente


Los contratos a médicos, cada vez más precarios e inestables