Trucos para controlar tus nervios en la entrevista de trabajo

Es normal estar nervioso ante una entrevista de trabajo, pero pocas cosas hay peores que mostrarlo durante la misma. Éstas son las claves para superarlos.

José Trecet - Redacción Mastermas - 17/03/2017

http://www.mastermas.com/Noticias/DetalleNoticia.asp?Noticia=17141

A la lógica euforia cuando sabes que sigues adelante en un proceso de selección y has llegado a la fase de la entrevista laboral le suele seguir otro sentimiento mucho menos positivo: el temor a no hacerlo bien y los nervios.

El problema llega cuando éstos nervios se trasladan a la propia entrevista y te asaltan dudas sobre cómo vas a poder demostrar lo que vales siendo presa de la ansiedad. Si es tu caso, prueba a darle la vuelta a tu planteamiento. Los nervios son una reacción natural, y más en una entrevista de trabajo. La clave está en usarlos a tu favor para que te ayuden a estar más atento, concentrado y rápido de reflejos.
 

Da el salto profesional con un Executive MBA

 
Para lograrlo, prueba a respirar despacio y profundamente y dedicarle un momento a pensar qué es lo que está causando esa ansiedad. Una vez lo identifiques será más fácil combatirlo y reducir el grado de nerviosismo. Hay una cosa que siempre ayuda y es ir a la entrevista bien preparado.

Esto pasa por hacer un pequeño trabajo previo de investigación. Si eres de los que se siente incómodo ante gente nueva, busca a tu entrevistador a través de internet. Si no sabes su nombre, puedes llamar a la compañía y preguntar de forma sutil como una frase como “¿Por quién debo preguntar? Eso te dará la respuesta. A partir de ahí, empieza por LinkedIn para ponerle cara y sigue con el resto de redes sociales si necesitas más información. Si te preocupa la ética de esta táctica, piensa que más del 60% de departamentos de recursos humanos hacen lo mismo contigo.

Otro truco que te hará ganar seguridad en el momento es acercarte por la zona donde está la empresa para familiarizarte con el terreno. Así sabrás lo que tardas en llegar y a dónde debes ir exactamente. Una cosa menos de la que preocuparte el día de la entrevista.

Ver Máster en international business management

 
También puedes preparar la propia entrevista. Si tu objetivo es una multinacional, páginas como CareerBliss.com o Monster.com te darán algunas claves de las preguntas de la entrevista gracias a los comentarios de antiguos empleados y otros aspirantes.

Además, hay algunas cuestiones básicas que seguramente aparezcan y que deberías ensayar. Esto no quiere decir que memorices la respuesta, pero sí que tengas unas pautas de actuación. Lo ideal es que cuando escuches esas preguntas salte un resorte mental que te haga responder de forma sistemática. Estas preguntas son ¿Por qué quiere trabajar aquí? ¿Por qué deberíamos contratarte? ¿Cuáles son stus fortalezas y debilidades? ¿Por qué quieres cambiar de trabajo? ¿Por qué te echaron de tu anterior puesto? O ¿Dónde te ves a ti mismo dentro de cinco años?

Por supuesto, también debes preparar algunas preguntas para tu entrevistador. Lo más haitual es preguntar acerca del departamento en el trabajaras, planes de desarrollo de carreta profesional o de formación. Por el contrario, evita hablar del salario o las vacaciones durante la primera entrevista a no ser que el entrevistador saque el tema.

A partir de ahí ensaya la entrevista con un amigo y, sobre todo, estáte tranquilo. Piensa que sólo es un trabajo y que si no es este, habrá otros.

Ver Máster en marketing y comunicación digital

Contenidos relacionados en Mastermas.com:

La entrevista de trabajo podría tener los días contados