Guía de autoempleo en 20 pasos

Si te encuentras desempleado en un cada vez más deprimido mercado laboral, trabajar para ti puede ser el mejor camino para salir del paro. Pero la idea del trabajo por cuenta propia también puede ser intimidante si estás acostumbrado a un empleo corporativo. BusinessWeek ha publicado una guía de 20 pasos para dar el paso al autoempleo con las mayores garantías.

Manuel Caro - Redacción Mastermas - 01/03/2009

Guía de autoempleo en 20 pasos

Las noticias sobre despidos masivos inundan cada día periódicos, radios, televisiones y la Red. Y tras perder el trabajo, ¿qué? La opción del autoempleo nunca la habías estudiado de verdad y los perfiles del emprendedor en España: un hombre, de unos 44 años, autoempleado, de nacionalidad española y con una movilidad superior a la del resto de ocupados, según el reciente estudio presentado por Bancaja y el IVIE, se alejaban siempre demasiado de lo que podías imaginar para ti. Ahora, si vives en situación de desempleo y te planteas esta posibilidad, te puede servir una guía publicada por BusinessWeek sobre consejos para autoemplearse.

 

Como empleado se tiene una rutina diaria y unos ingresos regulares. Tenías una seguridad que ya has perdido. Y si alguna vez soñaste con la libertad de trabajar para ti mismo, pero no te compensaba el riesgo de dejar un trabajo a tiempo completo, ahora, frente al peor mercado de trabajo en años (más de 3.300.000 personas sin empleo en las últimas cifras oficiales de paro) puedes estar pensando que el empleo por cuenta propia puede ser el mejor camino para salir del desempleo. Pero te asalta una pregunta, ¿por dónde empezar?

 

En primer lugar, hay pararse a pensar. Evidentemente, un despido desata una cierta situación de miedo y desesperación pero, precisamente por eso, hay que mantener la calma. Tienes que decidir cuáles serán tus objetivos como trabajador autónomo y qué te ayudará a lograrlos. Marcarse objetivos a largo plazo desde el inicio, te ayudará a mantener los pies en la tierra y a determinar cómo proceder. Una vez tienes claros tus objetivos, viene las siguientes preguntas: ¿cuáles son tus habilidades, conocimientos, formación, dinero, recursos y contactos?

Paso 1: Estudiar tu idea

En algunas profesiones es posible hacer lo mismo que hacías en tu antiguo trabajo de una manera independiente, como los diseñadores web por ejemplo, que pueden cambiar de trabajar para una única empresa, a hacerlo para muchos clientes. Sin embargo, otros profesionales necesitarán encontrar nuevas formas de comercializar sus habilidades de trabajo. Asegúrate de ofrecer lo que tus clientes necesitan.

 

Paso 2: Estar motivado

Para aquellos que recientemente han sufrido el trauma de perder el empleo, el mayor desafío del trabajo por cuenta propia puede estar en la motivación de trabajar sin la estructura de un lugar de trabajo. Construir rutinas diarias para mantenerse en el buen camino, evitar el aislamiento y empezar a pensar en sí mismo como el dueño de un negocio y no como un empleado. Al fin y al cabo no hay nada más motivador que saber que si no completas tu trabajo no se te va a pagar.

Paso 3: Preparar un plan de negocios

Incluso si no necesitas un plan de negocios formal con puntos de referencia para el crecimiento, debes saber de cuánto dinero en efectivo disfrutas para cubrir los gastos. Debes valorarlo y ser realista sobre lo que hay que ganar para que el autoempleo sea sostenible.

Paso 4: Crear un espacio de trabajo

 

Ya sea una esquina de tu apartamento, una oficina en un sótano, o la cafetería de la esquina, debes encontrar un lugar donde se pueda trabajar con eficacia. Valora asistir a eventos de trabajo para conocer a otros trabajadores independientes.

 

Paso 5: Seleccionar una estructura legal

 

Muchos autónomos trabajan como propietarios únicos, una opción que les ahorra tener que formar una entidad separada. Pero aquellos que tienen que limitar su responsabilidad personal pueden querer formar sociedades de responsabilidad limitada o corporaciones S. (ver tipos de empresas)

 

Paso 6: Elegir un nombre

 

No todas las empresas independientes necesitan una denominación distinta a la de su propietario. Pero la elección de un nombre puede ayudarte a definir su empresa y permitir que otras personas la vean de forma más seria.

 

Paso 7: Prestación de la Seguridad Social

 

Este paso está muy dirigido a la sociedad estadounidense donde 'conviene' disfrutar de un seguro privado y donde, además, el sistema asegurador no es favorable a los trabajadores independientes. En España,  sin embargo, sí se disfruta de un Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que conlleva el pago de una cuota mensual.

 

Paso 8: Establecer precios

 

Determinar el valor del servicio que ofrecerás a los clientes y fijar tus precios en consecuencia.

 

Paso 9: Estar on-line

 

La mayor parte de los autónomos tendrán algún tipo de presencia en Internet, aunque sólo sea un perfil profesional en redes como XING o LinkedIn.  Asegúrate de que puedan encontrarte.

 

Paso 10: Tener tarjetas de visita

 

Son muy necesarias, y no se pueden utilizar las de nuestro antiguo puesto de trabajo. Invertir en tarjetas de visita impresas profesionales otorgará seriedad a tu nuevo trabajo, y será todavía mejor si utilizamos un diseño creativo que se adapte al negocio.

 

« volver al histórico de Reportajes