"La tenacidad es la clave del desarrollo de una carrera profesional"

Ana Bujaldón es una de las españolas que mejor puede aconsejar a otras mujeres sobre cómo llevar una carrera directiva de éxito o iniciar un negocio. Empresaria desde los 26 años y defensora activa de la igualdad y la conciliación laboral, preside desde 2009 la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias. Piensa que las organizaciones que respetan la igualdad de las mujeres funcionan mejor y que, a nivel individual, casi todo es posible con fe y dedicación.

A. Díaz Úbeda - Redacción Mastermas - 01/01/2011

Ana Bujaldón preside desde junio de 2009 la institución que mejor representa a las mujeres directivas y empresarias de este país: FEDEPE (Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias). Nacida en Alemania, su trayectoria formativa es amplia: tras un breve paso por la carrera de Psicología, completó su formación obteniendo la Diplomatura en Comunicación y Relaciones Públicas del INTE. A ello se suman diversos cursos de gestión empresarial y el Máster Senior en Administración de PYMES de CPA.
 
FEDEPE es una federación de asociaciones, sin ánimo de lucro, que desde 1987 agrupa a un amplio colectivo de mujeres directivas, empresarias y profesionales de toda España, tanto del ámbito privado como de la Administración.
 
Pero para conocer lo que significa FEDEPE en España basta decir que gracias a la intervención de este colectivo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cambió la composición de los invitados a su reunión con grandes empresas del pasado 27 de noviembre. Como nos relata Ana Bujaldón, “en la primera convocatoria de dicha reunión no figuraba ninguna mujer, extremo que se suavizó tras el comunicado emitido por esta Federación manifestando la ausencia de mujeres en su convocatoria inicial”. Tras ello, el presidente hizo justicia a la realidad empresarial española, incorporando a la cita a Petra Mateos, presidenta de Hispasat, y Carmen Riu, consejera delegada de Riu Hoteles.
 
FEDEPE tiene entre sus principales objetivos hacer crecer a la mujer en el mundo profesional, directivo y empresarial, y para ello trabaja por la igualdad y la conciliación laboral. “La prioridad de FEDEPE es sumar aliados, empresas cómplices, para remar juntos en la misma dirección y cambiar mentalidades. Es preciso que todos los agentes sociales tomen conciencia de las situaciones de desigualdad que son más palpables hoy en día en los puestos de dirección y responsabilidad, para juntos activar las herramientas que propicien el acceso de las mujeres a estos cargos y el reparto co-responsable de las obligaciones y responsabilidades extralaborales: familia, hijos, mayores”, destaca su presidenta.
 
El valor de la tenacidad
En los últimos años de su trayectoria formativa Ana Bujaldón compatibilizó estudios con trabajo, siendo sus colaboraciones en diversos puestos un factor clave para crear con sólo 26 años su primera empresa: ABS Publicidad. Comencé desde muy joven, y desde abajo, lo que me ha facilitado conocer todos los procesos de trabajo y me animó a dar el salto para convertirme en empresaria”, recuerda.
 
Socia fundadora y directora general de Azul Comunicación y también creadora de la empresa Segunda Planta, tiene muy claro cuál es el secreto de una trayectoria de éxito y lo aplica en la organización que preside. “La tenacidad es la clave del desarrollo de una carrera profesional. Uno de mis principales objetivos en la Federación es mantener la continuidad de un proyecto en el que creo profundamente y ampliar la difusión de nuestros mensajes para lograr la plena igualdad de las mujeres en los puestos de dirección y responsabilidad”, apunta.
 
Mujeres directivas
Según un estudio de la consultora de Recursos Humanos Hudson, el número de mujeres que ostentan puestos de dirección en España ha aumentado un 3% en los últimos cinco años, por lo que suponen el 26,9% de los puestos de responsabilidad. Este incremento se centra sobre todo en puestos intermedios, mientras que la alta dirección sigue siendo eminentemente masculina.
 
Sin embargo, para Ana Bujaldón, hay que tener cierta perspectiva y saber valorar los cambios en los niveles más altos, ya que se partía de cifras muy bajas. “Es reseñable el progresivo crecimiento del número de mujeres presentes en órganos de dirección. Ahora, cerca de un 10 por ciento de los consejeros delegados de las empresas cotizadas de España son mujeres, hace diez años eran una ínfima minoría, aunque también es cierto que el avance en este sentido es lento”, subraya.
 
Pero la visión de esta directiva y empresaria, presente también en las juntas directivas de otras organizaciones como CEDE y CELEM, va más allá de las cifras. Para ella, la presencia de la mujer en puestos de responsabilidad ha traído consigo un cambio de actitud. “La mujer ha ido ganando confianza y seguridad en el modelo de liderazgo femenino. Antes, las contadísimas mujeres que ocupaban puestos de responsabilidad se adaptaban al sistema masculino predominante. Un fenómeno que se constataba en aspectos tan banales como la vestimenta donde el traje de chaqueta era la uniformidad, y en otros más trascendentes como la tendencia de estas mujeres a renunciar a la maternidad en pro del éxito profesional de sus carreras. No obstante, desde hace un par de décadas el modelo ha ido evolucionando y la mujer quiere acceder a los puestos de decisión y dirección sin renunciar a ninguna de las facetas que forman parte de su personalidad y esencia”, concluye.
 
En cuanto a la composición de consejos de administración y órganos directivos, la presidenta de FEDEPE no cree haya que obsesionarse con la paridad exacta. “No es necesario ser paritario para ser equitativo, la composición ideal es aquella que representa a ambos géneros sin una abultada supremacía de uno sobre otro y donde primen el talento, la capacidad y el compromiso”.

« volver al histórico de Reportajes