Idiomas para ascender peldaños laborales

En cualquier entrevista de trabajo la pregunta no será si sabes idiomas, sino cuántos conoces. Las competencias lingüísticas son, en un mundo cada vez más globalizado, sinónimo de subir un peldaño profesional, pero la dificultad está en decidir cuál es la lengua que más nos conviene para así sacarla todo el provecho.

Eva del Amo - Redacción Mastermas - 25/08/2015

Idiomas para ascender peldaños laborales

Aprender un idioma no sólo abre puertas a nivel profesional, sino que también te ayuda a comprender de una manera global el mundo, lo que resulta imprescindible en un mercado cada vez más internacional. Sin embargo, la falta de tiempo y las dificultades propias del idioma hacen que muchas personas no se decidan a formarse en uno de los aspectos claves de su bagaje profesional, imprescindible hoy en día para cualquier puesto de trabajo.
 
Quiero formarme en: Inglés | Alemán | Francés | Chino | Ruso | Árabe
 
Entre los idiomas que se pueden aprender, son seis los que hoy en día presentan un futuro más prometedor: el inglés, el alemán, el francés, el chino, el ruso y el árabe. Conocer cuál es el tiempo que te llevará aprenderlos, las dificultades que encontrarás en el camino y tener como objetivo los certificados oficiales que te abrirán las puertas del mercado de par en par te ayudará a fijar objetivos y alcanzar tus metas.
 
El inglés se ha convertido en el idioma universal. Es el tercer idioma del mundo, con más de 375 millones de hablantes, y casi 510 millones de personas de personas lo tienen como primera o segunda lengua. Dominarlo es tener la oportunidad de trabajar en cualquier país, como consecuencia de la globalización, y hoy en día se demanda para poder acceder a cualquier puesto, por lo que cerca de 2.000 millones de personas lo están aprendiendo actualmente en todo el planeta.
 
Busca tu curso de inglés: En el extranjero | Intensivo | para profesores
 
Para un hispanohablante el inglés es un idioma ligeramente complicado porque es una lengua fonológicamente más compleja que el español. De ahí que una disciplina y elegir un buen método de enseñanza sea fundamental para avanzar rápidamente en el idioma.
 
Aunque todo depende de la motivación del interesado, en cuatro años se puede hablar y comprender perfectamente el idioma inglés, si bien este tiempo se puede reducir sustancialmente si la persona tiene la oportunidad de realizar periodos de inmersión en la lengua, lo que resulta especialmente interesante en un país angloparlante. Asimismo, tan importante como saber inglés es poder demostrarlo a través de un diploma que acredite nuestras competencias lingüísticas.
 
Varias instituciones emiten este tipo de certificados, como la Universidad de Cambridge, que propone los Cambridge ESOL Exams, que incluyen seis niveles, desde el A1 (el más básico) al C2 (el más avanzado), aunque los certificados más demandados a nivel profesional son el First Certificate in English (B2) y el Certificate in Advanced English (C1). Por otra parte, si lo que buscamos es un certificado más específico y profesional podemos decantarnos por los que se centran en el inglés académico y profesional, el inglés de negocios y los certificados docentes para maestros.
 
Ver cursos para preparar exámenes de inglés: TOEFL | IELTS | Cambridge
 
Otros certificados también muy conocidos y demandados son el Teaching English to Speakers of Other Languages (TESOL), que mide los conocimientos de inglés americano, y el Test of English as Foreign Language (TOEFL) de ETS, que se acerca más al inglés británico.
 
A la hora de estudiar un máster relacionado con el inglés encontramos interesantes opciones, como INESEM Business School, que ofrece una Máster Executive en Inglés Profesional, o el Máster Profesional de Traducción e Interpretación de la Escuela de Traductores e Intérpretes Estudio Sampere. PC Carrier y Red Educa tienen cursos para preparar exámenes de certificación.
 
Pero si hay un idioma cuya demanda se ha disparado en los últimos años es el alemán. Miles de jóvenes españoles han emigrado a Alemania por las grandes oportunidades profesionales que ha ido ofreciendo el país germano, lo que ha venido acompañado de un incremento en la demanda del aprendizaje del idioma alemán en España.

Busca tu curso de alemán
 
Para aprender un nivel B2 de alemán se necesitan al menos dos años, según reconoce el Instituto Goethe de Madrid. Sin embargo, muchos profesionales están optando por cursos intensivos, de inmersión y monográficos o específicos, que les permitan, por ejemplo, enfrentarse a una entrevista de trabajo en alemán. También existe formación exclusiva para ingenieros o médicos, que ofrecen a los alumnos un vocabulario más técnico o específico según su actividad profesional.
 
La dificultad de aprender alemán se centra en una pronunciación algo más compleja que la del idioma español y la existencia de declinaciones, géneros predeterminados, plurales que siguen sus propias reglas y la particular estructura de las frases.
 
Los certificados oficiales para la acreditación del nivel de alemán son numerosos, desde los homologados por las universidades españolas, al BULATS, pasando por CLES, DSH, DSD, ÖSD, TEstDaF, TELC, y los emitidos por las Escuelas Oficiales de Idiomas, el Goethe Institut y UNICERT. Academias como PCV Formación y Servicios Audiovisuales tienen un curso orientado a la obtención de las certificaciones del MCER.
 
Por su parte, el idioma francés también cuenta con una demanda constante, debido en parte a la cercanía con Francia, que convierte a este país en objetivo de muchos profesionales españoles. Pero el francés no sólo se habla en Francia. Se calcula que unos 77 millones de personas tienen este idioma como lengua materna, mientras que más de 220 millones de personas lo hablan en el mundo.
 
Busca tu curso de francés: En el extranjero | Intensivo
 
El francés, al provenir del latín, no presenta tantas dificultades de aprendizaje para las personas hispanohablantes. La ortografía y obtener una correcta pronunciación son dos de las cuestiones que más preocupan a los alumnos que aprenden este idioma. En unos tres años se puede llegar a alcanzar un nivel B2 del marco europeo partiendo de cero.
 
En cuanto a los certificados, el DILF (Diploma Inicial de Lengua Francesa), el DELF (Diploma de Estudios en Lengua Francesa) y el DALF (Diploma Avanzado de Lengua Francesa) certifican de forma oficial niveles de conocimiento, de prácticas y de dominio de lengua francesa. Además, el TCF, el TED y el TID son pruebas específicas que certifican competencias lingüísticas en este idioma, que se unen a las pruebas de francés homologadas (TED, BULATS, TFI, DCL FLE) y a los diplomas emitidos por la Universidad Paris-Sorbonne, los exámenes de la Cámara de Comercio e Industria de Paris Ile-de-France y los certificados de la Alianza Francesa.
 
Si quieres estudiar francés, el Institut Français tiene cursos intensivos de francés y con fórmulas mixtas presenciales y online.
 
Otroidioma que ha ganado una gran fuerza en los últimos años es el chino. Más de 1.150 millones de personas lo tienen como primera o segunda lengua, pero cuenta con la desventaja de que es difícil de aprender como consecuencia de la presencia de ideogramas. Según los expertos, en tres años se puede conseguir un nivel elemental, pero siempre que se realicen inmersiones periódicas en el idioma, que resultan especialmente útiles si tenemos oportunidad de ir a China.
 
Busca tu curso de chino
 
Ver estudios para especializarse en países asiáticos
 
Saber chino es vital para ocupar puestos de responsabilidad de multinacionales en permanente contacto con el gigante asiático. Para muchos profesionales aprender este idioma es tener la oportunidad de desenvolverse en países como Taiwán, Singapur, Malasia e Indonesia.
 
El examen que certifica oficialmente tus conocimientos de chino es el HSK, aunque te puedes examinar de varios niveles, desde el básico (HSKb) al superior (HSKs) pasando por el inicial (HSKi) y el medio (HSKm). La Universidad de Granada y la Autónoma de Madrid realizan este examen, así como el Instituto Confucio, que también incluye los YCT (Youth Chinese Test).
 
Dentro de los idiomas cada vez más demandados en el mundo laboral, pero aún minoritarios, se encuentran el árabe y el ruso. El árabe, en realidad, es una macrolengua hablada por 250 millones de personas, en 23 países diferentes especialmente de Medio Oriente y África. En España, el interés por su aprendizaje viene por el elevado número de inmigrantes con este idioma materno que se encuentran en el país y la creciente importancia de los países árabes como líderes en la economía mundial. Esto ha hecho que se multipliquen las Escuelas Oficiales de Idiomas que ofrecen clases de árabe, que se unen a los institutos de idiomas y escuelas privadas que ofertan este idioma.
 
Su principal dificultad de centra en la grafía. El idioma tiene pocas palabras que se parezcan a las de las lenguas europeas y se usa un menor número de vocales. Además, es un lenguaje tonal, en el que el significado de una palabra varía en función de cómo se pronuncia. Los expertos consideran que para tener un nivel básico de comunicación se necesitan, al menos, 2.000 euros de estudio, aproximadamente dos años de estudio. Los estudios que van desde el nivel básico al avanzado tienen una duración aproximada de seis años.
 
En esta lengua se da la circunstancia de que no existen certificados oficiales, pero con el título ofrecido por la Escuela Oficial de Idiomas podremos justificar nuestras competencias lingüísticas a nivel internacional. Existen tres tipos de certificados: el básico, el intermedio y el avanzado. Para obtener cada uno de ellos hay que superar una prueba que consta de cuatro ejercicios independientes de comprensión oral, lectura, expresión y escritura, con dos convocatorias: en junio y septiembre.
 
Paraninfo, la Universidad Pontificia de Salamanca, VLC EduConsulting Group y Novalingua son algunos centros en los que puedes encontrar cursos presenciales de chino para particulares y profesionales, y de inmersión en China.
 
El ruso, por su parte, es el quinto más hablado del mundo. Casi 160 millones de personas lo tienen como lengua materna y 277 millones de personas lo dominan. Por otro lado, cada vez más ciudadanos de este país y empresas internacionales se muestran interesados en asentarse en España, por lo que resulta uno de los idiomas con más expectativas de futuro. Probablemente, los profesionales que sepan ver la oportunidad laboral que supone aprender este idioma lo agradecerán dentro de pocos años.
 
La principal dificultad de esta lengua está en su alfabeto cirílico, las declinaciones y los diferentes modos gramaticales. Sin embargo, aunque es un idioma muy diferente del español, su aprendizaje no se considera tan complicado como otras lenguas asiáticas, por ejemplo. En aproximadamente un año de estudio, dedicando varias horas diarias al aprendizaje, se puede comenzar a mantener una conversación.
 
El TEOU (nivel elemental 1), el TBOU (nivel elemental 2) y el TRKI (nivel intermedio y avanzado, con cuatro niveles) son los diplomas oficiales que expide el Ministerio de Educación de la Federación RUSA para certificar oficialmente los conocimientos de esta lengua a una persona extranjera. Además, existen exámenes orientados a determinadas necesidades profesionales, pruebas para estudiantes que deseen ingresar en una institución de educación superior en Rusia y exámenes del idioma ruso específico de los negocios.
 
Si quieres aprender este idioma, puedes optar desde cursos básicos a intensivos y de inmersión en Rusia, a cargo de centros como la Escuela de Turismo de Baleares o la Organización Internacional Libertas International, entre otras. 

« volver al histórico de Reportajes